Saltar al contenido
cirugiaplasticaestetica.info

Reconstrucción de Mama

La reconstrucción de mama cada vez se realiza a más pacientes ya que el cáncer de mama cada vez tiene mejor solución, ha mejorado la supervivencia de las pacientes y se han logrado cambios enormes en la calidad de vida.

La masectomía necesita de una reconstrucción para devolver la normalidad a la paciente lo más pronto posible. En el largo plazo, uno de los efectos más importantes sobre la calidad de vida de las pacientes es el retorno de la corporalidad normal, lo que se acompaña de una mejora en la autoestima y de la vida de pareja.

El objetivo principal de la reconstrucción mamaria es lograr la simetría mamaria.

Simetria mama. La simetría es importantae en reconstrucción de mama para alcanzar un rresultado realista.
Simetría de las mamas. Los senos más bonitos son simétricos. La simetría debe ser un objetivo de la reconstrucción de mama. Cuando se reconstruyen los volúmenes, contornos y elementos propios de la mama se ponen las bases para lograr la simetría de un pecho bonito.

Contenidos de reconstrucción de mama

  1. ¿Cuándo se puede reconstruir la mama después de una mastectomía?
  2. ¿Cómo influye la radioterapia en la reconstrucción de mama?
  3. ¿Es seguro reconstruir el pecho? ¿Interfiere a nivel oncológico o en la detección de una recidiva de cáncer?
  4. ¿Cómo es la reconstrucción de mama con tejidos propios?
  5. ¿Cómo se obtienen los tejidos propios para una reconstrucción de mama?
  6. ¿De qué lugares se pueden extraer tejidos para una reconstrucción de mama?
  7. ¿Qué es el DIEP?
  8. ¿Cómo es la reconstrucción con prótesis de mama?
  9. ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene la reconstrucción de mama con tejidos o prótesis?
  10. ¿Cómo puedo preparar mejor la intervención de reconstrucción de mama?
  11. ¿Cuál es la satisfacción con las diferentes opciones de reconstrucción de mama?
  12. ¿Cuántos años dura la reconstrucción? ¿Cómo evoluciona el pecho reconstruido?
  13. ¿Cómo se reconstruyen el pezón y la areola?
  14. ¿Se puede prevenir el cáncer de mama?
  15. ¿Conviene realizar una mastectomía en la mama sana si tengo cáncer en la otra mama?
  16. Reconstrucción con colgajo dorsal ancho
Fotos Reconstrucción de Mama, reconstrucción de senos, reconstrucción de pecho.

Fotos de Reconstrucción Mama

Cçancer de mama y Mastectomía

Mastectomía y Cáncer de Mama

Mastectomía bilateral de la mama

Mastectomía Bilateral

Ca´ncer de mama metastásico. Mujer en lucha.

Cáncer Metastásico y Reconstrucción de Mama

¿Cuándo se puede reconstruir la mama después de una mastectomía?

Las pacientes pueden elegir entre realizar una reconstrucción mamaria inmediata o una reconstrucción mamaria diferida.

La reconstrucción mamaria inmediata consiste en iniciar la reconstrucción de la mama en el mismo momento en que se intervienen del tumor.

Cuando por motivos médicos o preferencias de la paciente es preferible terminar el tratamiento oncológico, entonces nos encontramos en un escenario de reconstrucción diferida, que suele tener lugar entre 6 meses y el año después de terminar la radioterapia.

La reconstrucción de la mama con tejidos propios permite una reconstrucción en cualquiera de las dos circunstancias, bien simultáneamente con la mastectomía (reconstrucción inmediata), o si las circunstancias lo aconsejan un poco más adelante, cuando todos los aspectos de cáncer estén bajo control (reconstrucción diferida).

Expansor y después prótesis

Cuando se plantea una reconstrucción con implantes de mama, también se puede iniciar de forma inmediata, pero en la mayoría de las veces es necesario que la cirugía tenga lugar en dos pasos del tipo “expansor y prótesis”, ya que después de mastectomía puede no quedar suficiente piel para cubrir fácilmente una prótesis. Si queda suficiente piel, entonces e sposible colocar una prótesis directa.

La reconstrucción de mama diferida, particularmente si se usan tejidos propios también tiene algunas ventajas e inconvenientes. Si bien no permite a la paciente disfrutar de la reconstrucción desde el mismo día de la mastectomía, tiene otras muchas ventajas.

¿Qué otros factores influyen en el momento la reconstrucción?

Cuando se afronta una reconstrucción inmediata hay una serie de incertidumbres. En el momento de la mastectomía todavía no se conoce definitivamente el estado de los ganglios axilares o si la paciente va a recibir radioterapia. En caso de que los ganglios estén afectos o que el tumor sea muy grande o quede cerca de la zona de extirpación puede ser necesario que la paciente reciba radioterapia.

Complicaciones de la reconstrucción de mama

Después de la mastectomía puede ocurrir diferentes complicaciones, desde fracaso de la sutura de la herida, herida abierta con exposición de la prótesis, infección de la prótesis, seromas de repetición, contractura capsular, deformidad de la mama, tirantez, dolor, contractura muscular del pectoral y cervical y necesidad de reintervenciones múltiples. Estas complicaciones son típicas de los implantes mamarios y pueden ocurrir en la reconstrucción inmediata. Aquí puedes consultar un listado de complicaciones de los implantes de mama.

Qué tipo de reconstrucción hacer según el momento

Existen diferentes opciones para recontruir la mama, que se pueden aplicar tento en la reconstrucción inmediata como en la diferida y que consisten en:

  • Reconstrucción con tejidos propios: es la reconstrucción con colgajos, siendo el más conocido el colgajo DIEP, aunque hay otros.
  • Reconstrucción aloplástica: es la reconstrucción con dispositivos artificiales, incluyendo expansores y prótesis.

¿Cómo influye la radioterapia en la reconstrucción de mama?

La radioterapia tiene un efecto muy notable sobre las posibilidades de la reconstrucción mamaria. Se contemplan dos escenarios:

Si la reconstrucción es inmediata, la paciente recibirá radioterapia sobre la zona reconstruida. Ésto puede producir cambios importantes, tanto si se ha realizado reconstrucción con prótesis mamarias como si se han utilizado tejidos propios como el colgajo DIEP. En las prótesis produce contractura capsular, mientras que en los tejidos propios puede alterar la forma estética de la reconstrucción.

Si la reconstrucción es diferida, o sea la paciente no se ha reconstruido pero la zona ya ha recibido radioterapia, hay que saber que esa zona ha perdido algunas de sus capacidades regenerativas. Por eso no solemos recomendar la reconstrucción con expansores o prótesis después de recibir radioterapia. En ese momento, las zonas más duras y peor cicatrizadas se pueden mejorar sustituyéndolas por tejidos propios sanos de otra parte del cuerpo.

👉👉Por eso en pacientes radiadas con reconstrucción diferida solemos recomendar los tejidos autólogos.

Resultados de mastectomía y reconstrucción de mama

Paciente 1 Mastectomía y DIEP

Efecto de radioterapia sobre prótesis

Por otra parte, cuando la paciente recibe radioterapia en la mama, es necesario cuidar el momento del cambio de expansor por prótesis. Un reciente estudio ha confirmado que las complicaciones del cambio de expansor por prótesis disminuyen cuando al menos se dejan transcurrir seis meses entre la finalización de la radioterapia y el cambio del expansor por la prótesis. 

La complicación más frecuente asociada a la radioterapia es la contractura capsular, en la que la cicatrización alrededor de la prótesis se exagera, resultando en dureza y disconfort en la  zona de la mama y el hombro, sobre todo al dormir. Desafortunadamente, efecto de la radioterapia es acumulativo, es decir, que empeora con el paso del tiempo.

Contractura capsular por radioterapia
La imagen muestra una paciente con una reconstrucción de la mama izquierda con prótesis que después recibió radioterapia. La radioterapia tiene un efecto muy potente sobre la piel alrededor del implante y produce contractura capsular.

¿Es seguro reconstruir el pecho? ¿Interfiere a nivel oncológico o en la detección de una recidiva de cáncer?

La reconstrucción de mama no impide en ningún caso realizar el correcto seguimiento de las pacientes que han sufrido cáncer de mama. Ni las prótesis ni los tejidos propios como el DIEP impiden que se pueda detectar la aparición de cáncer, ni interfieren en la realización de las pruebas necesarias para el seguimiento de éstas pacientes.

Muy al contario, algunos tipos de reconstrucción como los tejidos propios facilitan la administración de las terapias de ayuda, como por ejemplo la radioterapia. Quizás la principal ventaja sea que permite eliminar las zonas duras y cicatriciales que han recibido radioterapia y sustituirlas por tejidos sanos, blandos, sin cicatrices y de forma y consistencia naturales. Por eso es la que más aconsejamos para las reconstrucciones diferidas. En el largo plazo permite excelentes resultados cuando ya se conoce y está clara la situación oncológica de la paciente.

¿Cómo es la recostrucción de mama con tejidos propios?

Lo más frecuente es utilizar tejidos del abdomen, como es el caso de los colgajos TRAM, DIEP o SIEA. Hay también otros colagajos pero todos ellos comparten lo siguiente en común.

La reconstrucción mamaria con tejidos propios necesita de técnica de microcirugía. La microcirugía consiste en una serie de técnicas muy delicadas que permiten conservar las arterias y venas de una zona de piel y utlizarlas para mover ese tejido a otra zona distinta, conectándolas a las arterias y venas del sitio receptor. Esas arterias y venas se conectan con ayuda de microscopio de magnificación entre ×15 y ×25 aumentos. Las tasas de éxito de las conexiones de arterias y venas son elevadas, mayores del 90%. Sin embargo el éxito no está garantizado.

Principal ventaja y principales inconvenientes

La reconstrucción de mama con tejidos propios además exige más tiempo de recuperación y se acompaña de una cicatriz adicional, generalmente en el abdomen.  A cambio permite la reconstrucción “de por vida” de las pacientes tras mastectomía por cáncer de mama, y está especialmente indicado cuando las pacientes han recibido radioterapia porque permite sustituir el tejido irradiado por tejido sano. Además es la reconstrucción más parecida a una mama original ya que se puede moldear con la forma más parecida a la original y tiene algunas ventajas que veremos más abajo.

¿Cómo se obtienen los tejidos propios para una reconstrucción de mama?

Los tejidos para una reconstrucción de mama se obtienen extrayéndolos de otras partes del cuerpo donde pueden “sobrar”. No es que realmente sobren, pero es cierto que son algo redundantes, por lo que se pueden utilizar y después cerrar la herida.

Los tejidos se pueden llevar a la zona de la mama de dos formas: como un colgajo de traslación o rotación, como el es caso del colgajo dorsal ancho o el colgajo TRAM. En estos casos la piel se gira, pero continúa conectada a los músculos que le dan nutrición.

La otra opción es utilizar tejidos más distantes, como del abdomen, las nalgas o el muslo, con sus arterias y venas para conectarlas a las arterias y venas del pecho. Ese gesto, aunque más difícil, permite llevar el tejido con gran libertad y darle forma con libertad también, logrando simetría con más facilidad.

En definitiva, sea cual sea la técnica por la que trasladamos el tejido, lo que hay que tener en cuenta es que de donde saquemos los tejidos, dejaremos una cicatriz más o menos visible.

¿De qué lugares se puede extraer tejidos para una reconstrucción de mama?

Existen multitud de areas del cuerpo que pueden servir para extraer tejidos para la reconstrucción de mama.

La zona más frecuente es la región abdominal, de la que se extraen los colgajos DIEP o SIEA según el diseño anatómico de las arterias. Otra zona, aunque de menor frecuencia en la cara interna del muslo, de la que se extrae el colgajo gracilis. También se puede sacar de la nalga de la que se puede extrael el colgajo glúteo, en su vairante superior (S-GAP) o inferior (I-GAP). Si la pacientes no tuviera suficiente cantidad de tejido en el abdomen como para reconstruir una mama o las dos (en casos excepcionales), se recurrrr entonces a la cara interna del muslo o los glúteos.

https://youtu.be/0K5UFgWvrNY

La reconstrucción con tejido de la cara interna del muslo permite una recuperación muy rápida, pero tiene el inconveniente de que hay poco tejido disponible, por lo que sólo se recomienda en pacientes con pecho muy pequeño. Las cicatrices quedan en la cara interna del muslo e ingle.

La zona glútea permite reconstrucciones más grandes, aunque la cirugía puede ser más larga debido a los cambios en la posición y a una disección más larga también. Las cicatrices quedan escondidas bajo la ropa interior.

¿Qué es el DIEP?

DIEP es un tipo de reconstrucción en el que se utilizan tejidos de la propia paciente tomados del abdomen, con las arteria y venas de un lado del abdomen. Estas arterias y venas son las que dan el nombre al colgajo en inglés deep inferior epigastric perforator. El tejido del abdomen es el ideal para la reconstrucción mamaria, ya que es el que más se parece en su composición, consistencia, tacto, y color a la mama original. Además es un tejido fácilmente moldeable, y podemos darle una forma cónica. Asi podemos conseguir el volumen y forma adecuadas y más parecidas a la mama del otro lado.

La reconstrucción con DIEP requiere de mucha experiencia en microcirugía. La microcirugía es una técnica relativamente difícil y que necesita un entrenamiento bastante largo, por lo que sólo algunos cirujanos la realizan.

Debajo ponemos un video de YouTube donde explicamos cómo se hace un DIEP.

https://youtu.be/QyhVkw7vi68

¿Cómo se hace un DIEP?

Para realizar una reconstrucción mamaria DIEP el cirujano debe incidir la piel del abdomen como aparece en la figura de abajo. Habitualmente se diseñan las incisiones en forma ovalada entre el ombligo y el pubis. Las incisiones de piel, además deben circunferenciar el ombligo. El ombligo no cambia de lugar porque su base está fija.

Terminada la disección de piel y grasa, identificamos las arterias perforantes que nutren el tejido, y las disecamos en su máxima longitud. Tal disección progresa en sentido caudal (hacia abajo) hasta llegar a la zona de la ingle.

Técnica respetuosa

La técnica de disección de los vasos debe ser respetuosa con los tejidos. Habitualmente no “cortamos” los músculos ni los nervios que acompañan a esos vasos, sino que los separamos de los tejidos, de tal manera que la cirugía es menos molesta para las pacientes. La disección además conserva los nervios “motores” que preservan la función del músculo recto abdominal.

Después debe separar cuidadosamente las arterias y venas que entran en la piel y que pasan entre los músculos para llegar a la raíz del muslo. Afortunadamente es una técnica superficial, es decir, no se penetra dentro del abdomen entre los intestinos, por lo que los riesgos disminuyen.

La disección de los vasos necesita de la apertura de las fascias del abdomen que rodean al músculo recto anterior. Una vez finalizada, la fascia se puede reparar fácilmente con suturas y complementar con suturas contínuas.

Conexiones de arteria y venas

Una vez que pasamos el colgajo del abdomen a la mama, allí los tenemos que conectar a las arterias mamarias. Para ello normalmente quitamos un trozo pequeño de costilla, pero no penetramos dentro donde están los pulmones.

Reconstrucción de mama con colgajo DIEP
Esquema general de la reconstrucción de mama con colgajo DIEP. En azul se muestran las cicatrices. Las conexiones de la mama se realizan a la arterias y venas del pecho.

Mientras el cirujano realiza las conexiones de arterias y venas con ayuda de un microscopio bueno y potente, los compañeros van cerrando el abdomen, para así ganar tiempo y reducir la duración de la intervención. Una vez que las arterias y venas están funcionando , ya se puede modelar la nueva mama y cerrar las heridas.

Para cerrar la piel, es necesario realizar un poco más de disección, entre la fascia del abdomen y la grasa, en sentido craneal (hacia arriba) por la línea media, de tal manera que la piel y la grasa que se encuentran por encima del abdomen se separen de la fascia y las podamos estirar hacia abajo. Así se puede estirar el borde de disección que estaba junto al ombligo y hacerlo llegar hasta la línea del vello en el pubis.

Cicatrices del DIEP

La cicatriz de la zona del abdomen queda a la altura del pelo del pubis, y es larga casi de lado a lado. Normalmente esta cicatriz se puede esconder debajo de la ropa interior. El abdomen queda acorchado durante las primeras semanas después de la intervención, pero poco a poco con el paso de los meses, va recuperando las sensaciones.

La cicatriz por tanto del abdomen quedará a nivel del pubis. En este sentido, la cicatriz resultante es similar a una cicatriz de abdominoplastia.

¿Y el ombligo?

El ombligo, sin cambiar de lugar, se marca entonces en la piel, de tal forma que podamos realizar una incisión para que salga en el lugar que le corresponda. El resultado de la abdominoplastia suele ser excelente, pero la apariencia va a depender en gran medida de la altura a la que esté el ombligo. Cuanto más separado esté el ombligo del pubis, mejor resultado aparente tendrá la paciente.

Diseño de colgajos abdominales y cierre abdominal
El tejido abdominal entre el ombligo y el pubis se puede utilizar para reconstruir una mama. Los colgajos abdominales como el DIEP o el TRAM permiten la reconstrucción de la mama con el tejido más parecido a una mama natural. Para cerrar la herida de la zona donante de tejidos, hay que realizar una técnica de abdominoplastia, con avance del colgajo y cierre de la herida lo más abajo posible, cerca del pubis, para que la cicatriz sea lo menos visible. Alrededor del ombligo también es necesario realizar una pequeña cicatriz para conservar su posición normal.

Efecto del tabaco

Normalmente insistimos en esta web que la paciente no debe fumar. El tabaco afecta enormemente al éxito de la microcirugía. Además la cicatriz del abdomen es un precio a pagar, pero si además la paciente fuma, los puntos del abdomen se pueden estropear y abrirse. Afortunadamente si eso ocurre, suelen cerrarse siempre por sí mismas poco a poco, en unas 8 semanas, pero lamentablemente el resultado estético en el abdomen no queda tan bonito. ¡Por ese y otros detalles parecidos recomendamos no fumar!

En algunas ocasiones, por diferentes motivos como pueden ser una mastectomía agresiva, una delgadez importante, un efecto muy fuerte de la radioterapia, o porque la mama del otro lado es muy grande, se puede necesitar mucho tejido. No es una situación frecuente, pero nosotros sí la hemos vivido, y lo hemos podido solucionar realizando un DIEP doble, es decir hemos sacado el tejido del abdomen con las arterias y las venas de los dos lados del abdomen. Así podemos sacar más tejido todavía.

¿Cómo es la reconstrucción con prótesis de mama?

Una de las opciones más extendidas tanto en reconstrucción inmediata como en diferida es la reconstrucción con un expansor, seguido al cabo de unos pocos meses del recambio por una prótesis. El uso de prótesis para reconstrucción de senos por cáncer es una de las intervenciones más habituales en cirugía plástica.

La reconstrucción mamaria con expansor tiene grandes ventajas. La intervención apenas se alarga después  de quitar el tumor, el tiempo de estancia en el hospital es corto, al igual que el tiempo de recuperación.

Posteriormente es necesario hinchar el expansor por medio de volúmenes de suero fisiológico que se introducen de forma sencilla e indolora en la consulta cada semana o dos semanas.

Prótesis mamarias lisas y rugosas, redondas y anatómicas.
Implantes mamarios de silicona de diferentes formas y envoltorios

Expansión

Este proceso de expansión suele durar dos o tres meses. Cuando el tamaño del expansor alcanza el objetivo deseado, o sea parecido a la mama del otro lado, se puede dar por terminada la primera fase del proceso.

Para unos resultados mejores, lo más importante es respetar las dimensiones que la paciente tiene. Las medidas exageradas pueden perjudicar la salud de las pacientes. Pasados seis meses desde que terminó la expansión se puede realizar el recambio del expansor por la prótesis definitiva.

Las pacientes deben tener en cuenta que el resultado de reconstrucción mamaria con prótesis no es como el de un aumento de pecho por motivos estéticos. En el aumento de pecho la paciente tiene su glándula, y lo que hacemos es añadir volumen. En la reconstrucción no hay glándula, y el implante se nota más y tiene un aspecto menos natural. Por eso no es comparable con el aumento de mama por motivos estéticos.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene la reconstrucción de mama con tejidos o prótesis?

Un problema habitual en la reconstrucción de mama con prótesis es que la mama reconstruida es dura e inelástica y no tiene las propiedades de tacto, consistencia y caída que tiene la mama del otro lado.

Por eso es frecuente que la reconstrucción mamaria se acompañe de un intento de simetrización en la mama del otro lado. Habitualmente la simetrización consiste en el levantamiento de pecho. La simetrización, por definición, es temporal, ya que la mama continúa evolucionando hacia su caída natural con el paso del tiempo, mientras que el implante de silicona siempre conserva la misma forma. 

La reconstruccion mamaria con tejidos propios logra duplicar la mama con un tejido blando y amoldable, y en las que las pacientes que han recibido radioterapia sustituye al tejido dañado por la radiación, que es fibroso y duro. Además, en contraposición con la reconstrucción con implantes, la mama es blanda, se encuentra a una temperatura igual al resto del cuerpo y es posible que los nervios que llegaban a la mama vuelvan a crecer en la mama nueva.

Efecto de las prótesis

Por el contrario, la reconstrucción con implantes mamarios hace que la mama siempre sea de la misma consistencia y tamaño. El tacto se hace duro, e incluso empeora cuando la paciente recibe radioterapia, debido a la contractura capsular. Lamentablemente, los nervios y la sensibilidad no pueden crecer dentro del implante de silicona. Debido a las limitaciones de la reconstrucción con implantes, cada vez más pacientes optan por la reconstrucción de la mama con tejidos propios.

Una de la ventajas más notables de la mama reconstruida con tejidos propios es que su tamaño varía con los cambios de peso de las pacientes. Después de los tratamientos oncológicos es normal que las pacientes hayan sufrido pérdidas o ganancia de peso por el tratamiento. Con la recuperación de la vida cotidiana y de la normalidad, las pacientes vuelven a estabilizarse, perdiendo y ganando peso peso por temporadas como en cualquier otra persona. La mama reconstruida con tejidos propios aumenta de tamaño cuando la paciente gana peso, y pierde tamaño si la paciente adelgaza. Por tanto, el tamaño de la mama acompaña al tamaño corporal de la paciente.

¿Cómo puedo preparar mejor la intervención de reconstrucción de mama?

Hemos evolucionado notablemente en la preparación de la intervención, y cada vez pedimos a las pacientes que participen más de la preparación. En estos momentos estamos realizando las siguientes recomendaciones:

  1. Abandonar por completo el consumo de tabaco.
  2. Suspender tamoxifeno desde dos semanas antes.
  3. Rellenar las reservas de hierro sanguíneo mediante aportes de hierro en ampollas bebibles.
  4. Adquirir medias de compresión mediana para después de la intervención.
  5. Perder peso

Puede ampliar la información para prevenir complicaciones en la reconstrucción de mama siguiendo el enlace

¿Cuál es la satisfacción con las diferentes opciones de reconstrucción de mama?

La mama tiene una consistencia blanda con forma cónica y ligeramente péndula, que va acentuando su forma según avanza la edad de la paciente. Ciertamente ocurren distintos grados de atrofia en la mama con el paso de los años.

La reconstrucción de la mama con tejidos propios permite recuperar la forma más recogida de la mama, con una importante proyección tridimensional. La mama reconstruida en el largo plazo se comporta progresando de forma parecida a la mama normal. Además con la vestimenta no es posible distinguir la mama reconstruida de la mama natural, ya que la elasticidad y forma son iguales.

En ocasiones por efecto de la radioterapia, de las cicatrices previas o de la cantidad de tejido que hubo que quitar, es posible que algunas zonas necesiten retoques que mejoren el contorno de la mama. En este sentido tenemos una experiencia muy buena y extensa con los injertos de grasa. Procuramos utilizar pequeños injertos de grasa para lograr grandes mejoras en los contornos mamarios. Tomamos los injertos de la zona que sobra en el abdomen, los flancos o la cara interna de los muslos.

Satisfacción con colgajo DIEP

La reconstrucción de la mama con tejidos propios es el tipo de reconstrucción más definitiva. Las pacientes muestran notables diferencias en la calidad de vida a largo plazo. El tacto, la caída, la forma, la evolución, el tamaño y la sensibilidad son muy distintas en los tejidos propios en comparación con los implantes.

Las pacientes reconstruidas de la mama con tejidos propios tienen la gran ventaja de que una vez finalizada la reconstrucción podrán ser dadas de alta definitiva por su cirujano plástico con una reconstrucción de mama estable que les durará toda la vida. No habrá necesidad de reintervención en el largo plazo por problemas con la reconstrucción. Normalmente el alta por parte del cirujano plástico tendrá lugar alrededor de los dos años desde la reconstrucción.

Retoques y mejoras de la reconstrucción

Es frecuente tanto en reconstrucción con implantes como en reconstrucción con tejidos propios que las pacientes en el periodo más inmediato puedan beneficiarse de cirugías de retoque o cirugías complementarias. Estas pueden consistir en retoques en el surco mamario, rellenos con injertos de grasa, liposucción de algunas zonas, reconstrucción de pezón, tatuaje tridimensional de areola y cirugía de simetrización en la mama del otro lado.

Como en el resto del ámbito de la medicina, no podemos garantizar el resultado de la intervención. Cuando existe un problema en la reconstrucción con tejidos propios es necesario detectarlo cuanto antes y resolverlo. En algunas ocasiones el problema necesita de una revisión quirúrgica urgente en quirófano. En general el fallo de la microcirugía o la aparición de hematoma son las dos causas por las que debe reintervenirse a una paciente de forma urgente tras una reconstrucción de mama con tejidos propios. Cuando la cirugía no es exitosa, todavía existen opciones para reconstruir a la paciente, si bien en la mayoría de las ocasiones es necesario recurrir al implante mamario.

Satisfacción con prótesis mamarias

Con los cambios de peso no se produce un ajuste en el tamaño de la prótesis de mama. El cambio de peso afecta de forma notable a la reconstrucción ya que el tamaño del implante es fijo a lo largo del tiempo, dando lugar en ocasiones a situaciones anómalas cuando la paciente adelgaza o engorda. SI la paciente engorda mucho, la prótesi squedará pequeña. SI adelgaza mucho la prótesis quedará grande.

La reconstrucción con implantes es una reconstrucción temporal ya que los implantes mamarios no tienen una duración de por vida. Desde el tercer año de la intervención debe iniciarse una serie de controles para detectar problemas de rotura. Las pacientes reconstruidas con implantes deben ser informadas de que mientras tengan sus implantes no pueden ser dadas de alta por su cirujano plástico. Además hasta un 40% de las pacientes reconstruidas con implantes tienen riesgo de ser reintervenidas por problemas con sus implantes mamarios en los siguientes cinco años.

Sin embargo la reconstrucción de mama con expansores y prótesis de silicona tiene varias notables ventajas en el largo plazo también. No necesita de cicatrices adicionales y siempre se puede rescatar una prótesis de mal resultado con un colgajo de tejidos propios.

¿Cuántos años dura la reconstrucción? ¿Cómo evoluciona?

La forma de la mama reconstruida con tejidos propios después de una mastectomía consigue la distribución más original en el volumen de tejido mamario. De forma ideal, el 55% del volumen de la mama se encontraría por debajo del pezón, mientras que el 45% del volumen se encontraría por encima del pezón. Además puede diseñarse de tal forma que el pezón ocupe el centro de la mama reconstruida y con una ligera proyección hacia arriba, lo que da la mayor naturalidad y juventud a la mama reconstruida.

Reintervención después de reconstuir la mama

Las pacientes reconstruidas con implantes mamarios sufren una tasa de reintervención por problemas relacionados con los implantes. Las reintervenciones que puede llegar hasta el 40% en los siguientes 5 años según dos estudios recientes (Sientra y Allergan). La ventaja de los tejidos propios es que una vez conseguida la forma definitiva la paciente queda reconstruida de por vida. Quizás puede ser necesario algún retoque con injertos de grasa y después de reconstruir el pezón y la areola. Después ya no es necesario el seguimiento por parte del cirujano plástico, y la reconstrucción sólo mejorará con el paso del tiempo.

Las pacientes reconstruidas con implantes mamarios, y sobre todo aquellas que después del implante reciben radioterapia deben tener un seguimiento cercano. La probabilidad de complicaciones casi puede ascender hasta el 90%. Terminada la reconstrucción con prótesis, es necesario vigilar el implante de por vida. Las recomendaciones de Mentor fabricante de prótesis mamarias incluyen la valoración a los 3 años, 5 años y después de forma anual por medio de pruebas de imagen.

Rotura de implantes de mama

Si una prótesis de silicona se rompe, la paciente y el médico pueden no notarlo a la inspección o palpación. Por eso es necesario realizar una ecografía. En nuestra práctica no solemos recurrir al uso de resonancia magnética ya que igual que las otras pruebas, no es completamente fiable. En algunas ocasiones se ven casos en los que se diagnosticó rotura y luego no se confirmó en la cirugía. Nuestra estrategia en caso de duda es volver a quirófano y recambiar el implante.

Un implante roto, aunque esté fabricado con “gel de alta cohesividad” no permanece cohesivo, y la silicona es capaz de emigrar hacia los ganglios.

Ganglio con silicona después de rotura de implante mamarui,
Extracción de ganglio lleno de silicona tras prótesis de mama rota.

Cuando el gel de silicona emigra a los ganglios, es muy difícil de eliminar. Se deposita en diferentes ganglios, en mayor o menor cantidad. No perjudica la salud en el sentido de que no se ha demostrado que produzca cáncer.

¿La silicona produce cáncer?

La silicona no produce cáncer.

Su efecto negativo es que puede salir a los ganglios. Y todavía no hemos conocido a ninguna paciente a la que le agrade tener unos “bultos” de silicona en la axila. Generalmente son palpables y pueden ser molestos. Si la paciente está preocupada por los ganglios, que son dolorosos y palpables, se puede plantear la extirpación de alguno de ellos de forma localizada.

Normalmente la ecografía es capaz de distinguir los ganglios de silicona de los ganglios malignos. No solemos indicar ela extirpación de ganglios “para asegurarnos de que no haya nada malo”. Con la ecografía es suficiente y si no se ven ganglios sospechosos de malignidad, nos podemos quedar tranquilos.

¿Cómo se reconstruyen el pezón y la areola?

La reconstrucción del pezón es una de las cuestiones más importante en la reconstrucción de mama. Sin el detalle de la areola y el pezón la reconstrucción mamaria puede dar un resultado estético limitado. El resultado óptimo se observa cuando  se reconstruye el pezón y se realiza el tatuaje de la areola. Así se logra una simetría, no sólo del volumen, sino una simetría visual.

La simetría visual completa permite el resultado más satisfactorio para la paciente tanto vestida como en la intimidad.

Reconstrucción de pezón y areola
Resultados de reconstrucción de pezón y areola con colgajo V-C y micropigmentación.

 ¿Dónde se reconstruye el pezón?

El pezón tiene una forma cilíndrica elevada en el centro de la mama. La mama tiene una forma circunferencial y la reconstrucción del pezón debe localizarse en el centro.  Los dos pezones deben quedar a la misma altura y simétricos respecto a la línea media del esternón. También deben localizarse en el meridiano de la mama, que habitualmente coincide con la continuación del margen lateral del músculo recto abdominal. Idealmente la inclinación del pezón debe ser de unos 5º ó 10º hacia arriba, teniendo el 55% del volumen de la mama por debajo de él y el 45% por encima.

¿Qué tamaño tiene el pezón?

Cuando la reconstrucción es de un solo pezón, el tamaño ideal debe ser el más parecido al pezón del otro lado. Habitualmente la altura del pezón suele ser entre 3 y 5 mm con un diámetro de 5 mm. El diámetro de la areola suele ser  de 42 mm, aunque está sujeto a muchos cambios según las características de la paciente (edad, tamaño de la mama, lactancia previa).

¿Cómo se reconstruye el pezón?

Una vez decidida la localización del pezón que se va a reconstruir, existen multitud de diseños posibles para reconstruir tanto pezón como areola.

Nuestro diseño preferido es el “diseño V-C”. Tiene la ventaja de ser sencillo, lograr el diámetro deseado, quedar bien relleno de grasa y aprovechar las cicatrices previas.

La estrella se diseña como un cilindro con tapa. La altura del cilindro será la altura del pezón, y el diámetro de la tapa será el diámetro del pezón. La suturas pueden retirarse trascurridas 2 semanas.

Reconstrucción de pezón con colgajo V-C
Dibujamos la técnica de reconstrucción de pezón con colgajo V-C, nuestra favorita en este tipo de situaciones.

¿Cómo se reconstruye la areola?

Nuestra recomendación para reconstruir la areola es la micropigmentación. Se trata de introducir pigmentos por medio de inyección. Se realiza en la consulta sin necesidad de anestesia. Hay que comprobar el grado de pigmentación, de tal forma que ambas areolas se parezcan. Normalmente requiere dos sesiones y algún repaso con el paso del tiempo, ya que el pigmento no es definitivo. El diámetro de la areola vendrá determinado por el diámetro de la areola del otro lado, logrando así la mayor simetría.

¿Cuál es la evolución de la reconstrucción de pezón?

La reconstrucción del pezón suele tener la mayor proyección de altura en las primeras semanas. Pero habitualmente se va aplanando poco a poco hasta llegar a la situación definitiva, aproximadamente 3 ó 4 meses después. Por ese motivo es conveniente “exagerar” levemente la altura del pezón. Así el pezón conserva la altura al final del proceso de cicatrización y evitamos el aplanamiento.

Puede encontrar más resultados de reconstrucción de pezón siguiendo el enlace

¿Se puede prevenir el cáncer de mama?

La mastectomía preventiva o mastectomía profiláctica es un tratamiento quirúrgico cada vez más frecuente. Puede ser mastectomía de ambas mamas (mastectomía bilateral) o bien de una mama sana cuando se realiza la mastectomía de la otra mama por un cáncer.

En la fecha actual estamos ayudando a las pacientes a tomar una decisión sobre una mastectomía profiláctica cuando hay indicios importantes de riesgo. La mastectomía preventiva ha aumentado su frecuencia debido a que cada vez es más fácil diagnosticar mutaciones genéticas que predisponen al cáncer.

Portadoras del gen BRCA

La mutación genética más frecuente es la del gen BRCA, aunque hay otras mucho menos frecuentes. Cuando no hay determinación genética, otra manera de valorar el riesgo es indagar sobre la historia de las mujeres de la familia.

El diagnóstico en el laboratorio puede tardar semanas ya que los estudios del ADN llevan su tiempo de laboratorio. Cuando se consigue encontrar la variante genética responsable, entonces es mucho más fácil buscar si otras mujeres de la misma familia tienen “esa misma” variante genética.

Portadora del gen BRCA. Mastectomía profiláctica y reconstrucción con DIEP

Paciente 6 Mastectomía profiláctica bilateral y Reconstrucción de Senos con DIEP

La mastectomía preventiva e incluso la extirpación de los ovarios se suele recomendar en las pacientes portadoras de mutaciones del gen BRCA. Es una decisión difícil, y se suele esperar hasta ver cumplidos los deseos de tener hijos. A las portadoras del gen BRCA se les suele ofrecer una mastectomía bilateral con preservación de la areola y pezón y reconstrucción inmediata.

Un ejemplo frecuente de aumento de riesgo real es la “agregación familiar“. Esto quiere decir, cuando varias mujeres de la misma familia han sufrido cáncer de mama. En estos casos son familias en las que se encuentra que una paciente sufre cáncer de mama. Al recopilar sus antecedentes familiares, se dan cuenta de que su madre, su tía, una hermana y dos primas han tenido la enfermedad. Entonces es conveniente realizar las pruebas para diagnosticar si hay mutaciones genéticas.

Reconstruir después de mastectomía profiláctica

La reconstrucción de la mastectomía profiláctica (o preventiva) tiene como objetivo reproducir la mama original. Un aspecto positivo es que permite la reconstrucción realista ya que exige sólo la retirada de la glándula, sin necesidad de extirpar areola y pezón. En la mastectomía preventiva se conserva el complejo areola-pezón y las cicatrices quedan escondidas debajo del surco mamario. Además no suele ser necesario apurar la extirpación de tejido, por lo que los colgajos de mastectomía son más homogéneos.

La reconstrucción de la mastectomía profiláctica con tejidos propios es la reconstrucción más realista posible. Permite rellenar la mama con tejidos grasos y excelente circulación sanguínea. El tacto y la consistencia son indistinguibles de una mama normal, y dado que no necesita radioterapia, es posible la recuperación de la sensibilidad.

 Nuestra recomendación es realizar la reconstrucción con tejidos propios siempre que sea posible para minimizar los riesgos de complicaciones con implantes.

¿Conviene realizar una mastectomía en la mama sana si tengo cáncer en otra mama?

La mastectomía preventiva por motivos de estrés piscológico no suele estar contemplada en los protocolos actuales de tratamiento en unidades de mama. La decisión de realizar este tipo de intervenciones ha sido influida notablemente por noticias e historias de actrices famosas. La decisión de quitar el pecho sano por completo cuando se realiza el tratamiento de una mama con cáncer tampoco tiene una buena justificación estadística si no tiene ciertos criterios.

La mayoría de las pacientes con cáncer de mama en una mama no desarrollan nunca cáncer en la otra mama.

Reconstrucción con colgajo dorsal ancho

La reconstrucción de mama con colgajo dorsal ancho es una de las reconstrucciones más extendidas y frecuente. Entonces, ¿por qué la dejamos aquí para el final?

Este tipo de reconstrucción es muy versátil porque es muy fácil de realizar, no necesita microcirugía y la recuperación es rápida.

Sin embargo tiene los inconvenientes de los dos tipos de reconstrucción que hemos mencionado más arriba:

🔸 Al igual que los tejidos autólogos necesita que se realicen cicatrices extensas y además hay que sacrificar músculos.

🔸 Pero además como no es capaz de aportar todo el tejido necesario, necesita añadir un implante mamario, con los inconvenientes de seguimiento y ruptura en el largo plazo.

El resultado estético de un dorsal ancho con implante para reconstrucción de seno puede ser excelente.

Reconstrucción de seno con colgajo dorsal ancho
Esquema de incisiones y resultado de reconstrucción de mama con colgajo dorsal ancho. Esta reconstrucción necesita de un implante mamario para aumentar su volumen.

¿Cuándo hacer reconstrucción con dorsal ancho?

En nuestras manos, utilizamos el dorsal ancho con prótesis mamarias cuando la reconstrucción previa no ha funcionado y se han presentado complicaciones, o sea en situaciones de rescate cuando no queda otra opción.

También podemos utilizarlo en algunas situaciones que requieren una recuperación muy rápida por motivos oncológicos, como en el cáncer de mama metastásico.

Valoración:
Reconstrucción de mama
Intervención
Reconstrucción de mama
Cirujanos
LuisLandin, Alessandro Thione,
Lugar
Madrid y Valencia
Descripción breve
Toda la información sobre reconstrucción de mama tras mastectomía, técnicas, prótesis y DIEP, resultados y fotos. ¿Qué opción es la mejor para tu seno?